Aproximación Adeli

Los componentes básicos de la Aproximación Adeli® son el Traje Adeli® y los Métodos Terapéuticos Adeli. (1991)

El Traje Adeli® crea una especie de marco de imitación muscular para estabilizar el torso y las extremidades del paciente de la manera más cercana posible a la norma. Maximiza el curso de movimientos musculares de la manera que se moverían si funcionaran naturalmente. Además hace las sinergias patológicas menos patentes.

Los Métodos Terapéuticos Adeli representan un conjunto especial de ejercicios de formación de patrones. Los ejercicios Adeli se ejecutan con el Traje Adeli®. Cada conjunto de ejercicios es elegido a nivel individual de acuerdo con el tipo de trastorno, la edad y la condición general. Existen además unos ejercicios preliminares que han de ejecutarse antes del uso del Traje Adeli®. Los ejercicios son ejecutados en una secuencia concreta durante el curso de la terapia.

Como significan una gran carga a los músculos del paciente, suelen amplificar y, hasta cierto punto, normalizar el flujo aferente al sistema muscular y articular. Por lo tanto las estructuras cerebrales centrales que son responsables para el control motor entran en juego y los sistemas funcionales subdesarrollados se ven más estimulados.

Uno de los efectos más útiles del uso de los Métodos Adeli es que los reflejos patológicos se hacen menos patentes y los nuevos patrones de movimiento, más cercanos a la norma, se desarrollan mucho más rápido.

A medida que los pacientes aprenden más a moverse solos, muestran mejoras impresionantes en el habla, el intelecto y las funciones visuales, auditorias, táctiles y en otras funciones sensoriales.